OBESIDAD Y COVID

Por: Jennifer Aguilera

De acuerdo a un análisis que realizó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), se detectó que México es el segundo país dentro de la organización con mayores gastos directos en los bolsillos de las familias por temas de salud y es que la crisis sanitaria del Coronavirus (Covid-19), dejo muy en claro las carencias y rezagos, que se tiene en ese sector a nivel nacional.

Asimismo, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México el 45% de la población masculina tiene sobrepeso y en las mujeres existe una tasa de obesidad del 43%, de hecho, el mayor porcentaje de obesos mayores de 20 años que hay en el país radican en Quintana Roo con un 48.9%, seguido por Baja California (48.4%) y Tabasco (47.3%).

En cuanto a hipertensión, también para mayores de 20 años, se observan en Campeche (26.1%), Sonora (24.6%) y Veracruz (23.6%), mientras que la mayor incidencia de diabetes se encuentra en Campeche (14%), Hidalgo (12.8%) y Tamaulipas (12.8%), de manera lamentable en todos los casos las entidades del sureste del país repuntan en los primeros lugares.

Cabe destacar que tan solo en Quintana Roo se observa una gran desigualdad en el sistema de salud, tanto para las familias de escasos recursos económicos, las comunidades mayas y todos aquellos trabajadores que se encuentran sin prestaciones, en donde los patrones ayudados por outsourcing evaden cuotas e impuestos, además de siempre encontrarse rebasado el sistema de salud público.

La OCDE indicó que la reducción de la esperanza de vida y los contagios del Covid-19, se relacionaron con ciertos factores o condiciones de salud de la población mexicana, en los que destaca la obesidad, las enfermedades crónicas tales como; tabaquismo, alcoholismo, diabetes, hipertensión, entre otras y la carencia a los servicios de salud.

Ante este alarmante contexto hoy en día, muchas personas se preguntan qué pueden hacer para mantenerse lo más sanas posibles. La realidad –que muchos ignoran aún en la actualidad— es que todo depende, en gran mayoría, de su microbiota intestinal.

Entre los consejos dados por los especialistas, aptos para todos, están: comer más alimentos de origen vegetal con fibra o alimentos fermentados como yogures o kéfir. Es decir, enfocarse a consumir tanto prebióticos como probióticos e incluso simbióticos, término utilizado cuando se combinan ambos. Eso sí, sin perder de vista el equilibrio entre comer bien, dormir lo suficiente, hacer ejercicio y estresarse menos.

Si quieres aprender más sobre cómo cuidar tu microbiota intestinal y balancear tu estilo de vida hacia un rumbo más saludable, sigue navegando por los artículos este blog.

Elige la divisa
USD Dólar de los Estados Unidos (US)
es_MXSpanish
× Escríbenos