LA MICROBIOTA DEL COLON DISTAL Y LA DIABETES TIPO 2

Por el Dr. Jaime García Mena

Hacia el año 2000, con la secuenciación exitosa del genoma humano cuyo proyecto terminó en el año 2003, la Medicina de Precisión se basaba en el concepto que las enfermedades comunes se ligarían solamente a factores genéticos.

Sin embargo, la realidad es que la interacción de cientos de variantes genéticas, así como factores ambientales participan de manera importante en las enfermedades comunes.

Adicionalmente, la secuenciación de exomas o la parte que se expresa del genoma humano de personas aparentemente sanas ha revelado que estas pueden portar variantes de genes conocidas por causar enfermedades en reportes de otros individuos afectados.

Una de tales enfermedades es la diabetes tipo 2, que es una enfermedad crónica donde el páncreas no produce insulina suficiente, o bien, el organismo no la puede usar de forma efectiva.

En la diabetes hay hiperglicemia, que es el aumento en los niveles de glucosa de la sangre. La hiperglicemia sin control produce daños a los órganos del cuerpo, especialmente a los nervios y a los vasos sanguíneos.

La diabetes tipo 2 se desarrolla en la edad adulta, asociándose a la falta de ejercicio y las dietas no sanas, y es la más común, con más del 90% de casos de diabetes en el mundo.

El tratamiento para este padecimiento involucra cambios en estilo de vida, perder peso, medicamentos orales y pudiendo llegar a usarse insulina. Más de 347 millones de personas en el mundo padecen diabetes y más del 80% de personas con diabetes viven en países considerados como de ingresos medios y bajos.

La OMS estima que las muertes por complicaciones de diabetes se duplicarán entre los años 2005 y 2030. Para la diabetes tipo 2, México ocupa el 2o lugar en América Latina y el 6o lugar en el mundo. En México, 12.8 millones de personas padecen diabetes tipo 2 y hubo 101,257 muertes por complicaciones de la misma en 2018.

Se ha comprobado que la microbiota del colon distal se asocia a la diabetes tipo 2, reportándose que en otras poblaciones, los géneros bacterianos Bifidobacterium, Bacteroides, Faecalibacterium, Akkermansia y Roseburia, lo hacen negativamente, mientras que los géneros Ruminococcus, Fusobacterium y Blautia lo hacen positivamente.

En la población mexicana, los estudios realizados por nuestro grupo han encontrado que la población de bacterias Firmicutes disminuye, y la de Bacteroides aumenta en los estadios previos a la diabetes tipo 2, aún antes de que se administre Metformina vía oral.

La administración de alimentos hipoglucemiantes vía oral y aún de insulina, ocasionan una reducción en la proporción de Bacteroides. En la población mexicana en prediabetes, las Proteobacteria de la familia Comamonadaceae son significativamente más abundantes, mientras que en la fase de diabetes sin toma de medicamentos orales, las Proteobacteria gram(-) de género Suterella son significativamente más abundantes. Estos resultados sugieren que algunos de los miembros de la microbiota intestinal participarían de manera activa y aún no determinada en el desarrollo de la diabetes tipo 2 en la población mexicana.

Los estudios en desarrollo en relación a bacterias como éstas, permitirán entender el desarrollo de la diabetes tipo 2, donde la microbiota del colon distal interviene de manera activa.

Elige la divisa
USD Dólar de los Estados Unidos (US)
es_MXSpanish
× Escríbenos